Tipos de mano en póker y cómo jugarlas

El Póker es uno de los juegos más conocidos y jugados en el mundo de casino. Al ser un juego relativamente sencillo de aprender, ya son muchos usuarios los que disfrutan del póker tanto en casino físico como en los casinos online. Lo cierto es que es un juego fácil de aprender pero muy complicado de dominar. En este juego de cartas existen muchos factores a tener en cuenta. De este modo, aquí vamos a mostrarte los tipos de mano en póker que te puedes encontrar y sobretodo, cómo jugarlas.

Para llegar a ser un buen jugador de póker necesitarás ser cauto, agresivo, observador y sobretodo, no ser predecible. Si finalmente logras obtener estos atributos serás un jugador mucho más regular que a medio largo plazo tendrás ganancias. De todas maneras, en este maravilloso juego hay muchos factores a tener en cuenta dependiendo del poder de tu mano. Recordamos que en el Texas Hold'em juegas con tus dos cartas y tres de las cinco que habrá sobre la mesa.

Top salas de poker donde jugar online

CasinoCalificaciónBonosAceptadoJugar ahora
Bet365 Poker
5/5
Hasta 100€ en bonus de nuevo jugador.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
888poker
5/5
Hasta 20€ sin depósito +150€ gratis.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
Betfair Poker
5/5
Hasta 200€ para jugar gratis.
Consíguelo aquí
VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!

Manos de póker

Los tipos de manos en póker son variados y cada una de ellas cuenta con una fortaleza diferente. Por lo tanto, resulta clave conocerlas todas. Así pues, vamos a mostrarte a continuación cada una de las manos en póker y sus principales características.

Carta Alta

Esta es la mano más débil a la hora de poder hacerte con el bote sin farolear. En el caso de haber un empate: la carta más alta gana y, si es necesario, la segunda, tercera y cuarta carta diferentes pueden utilizarse para romper el empate. Nosotros te recomendamos que este tipo de manos las juegues sin apostar y sobretodo sin ver la apuestas que te hacen. El no tener ni siquiera una pareja es síntoma de que tendrás muy pocas probabilidades para llevarte el bote.

Pareja

La pareja es sin duda la jugada más común en el póker. Con tan solo tener dos cartas del mismo valor y tres de valores diferentes tendrás esta jugada Lo cierto es que una jugada engañosa, ya que dependiendo del valor tu pareja tendrás más o menos posibilidades de ganar. Te recomendamos que si tienes la pareja más alta del flop apuestes con el objetivo de quitarte adversarios de cara a los cartas restantes que faltan por salir. En este sentido, en este artículo te mostramos algunas de las jugadas que puedes realizar cuando tienes pareja en Texas Hol´Em, pero ten en cuenta que tampoco es una mano muy fuerte para poder jugarte tu dinero.

Dobles Parejas 

Dos cartas del mismo valor, combinadas con otras dos cartas del mismo valor y una quinta diferente. Si tienes esta jugada tienes dobles parejas. Es sin duda una de las manos donde más dinero puedes ganar. Las dobles parejas no se tienen muy en cuenta y en muchas ocasiones te encontrarás con un jugador que apueste sin cesar con tan solo la pareja alta de la mesa. Esto quiere decir que tu jugada siempre va a ser impredecible, ya que una pareja es fácil de prever pero unas dobles casi siempre son sorpresa.

Trío

Con trío ya puedes empezar a apostar duro. Es una mano poco común porque deberás de juntar tres cartas del mismo valor cuando tan solo hay cuatro. Muchos jugadores que tengan doble pareja igualarán tus apuestas, ya que rara vez piensan que alguien va a tener una pareja de mano.

Escalera

Tras haber explicado las jugadas con cartas del mismo valor, ahora os explicaremos lo que es un escalera. Una escalera se consigue con cinco cartas consecutivas. Al contrario que en los trios, las escaleras se pueden llegar a intuir. El hecho de que haya tres o cuatro cartas sobre la mesa que sean de números consecutivos, te hace pensar que es probable que un jugador tenga una escalera. Es una mano fuerte, pero que a la vez puede ser peligrosa si no tienes la escalera alta de la mesa.

Color

El color es sin duda una de las manos más fuertes y comunes en el poker. El tener cinco cartas del mismo palo te hace superar a las parejas, dobles, trios y escaleras. Es una mano que también puede ser peligrosa, ya que se tendrá en cuanta el jugador que tenga la carta de ese palo más alta. Si tienes color con un As,K o Q, te recomendamos que apuestes duro. El problema es cuando no tienes un color alto y hay cuatro cartas del mismo color sobre la mesa. En este caso te aconsejamos que vayas con precaución y que te retires si la apuesta que te han hecho es muy grande.

Full House

Tres cartas del mismo valor y dos cartas de un valor distinto, pero coincidentes entre ellas. El Full es una de las manos más potentes debido a la dificultad que conlleva el poder lograrlo. Con un full podrás apostar fuerte y tan solo tendrás que estar pendiente de que si alguien más lo tiene, que no sea con la pareja alta de la mesa. Es una mano en la que podrás ganar mucho dinero, ya que rara vez se consigue y el tener un full implica que haya también jugadas interesantes en la mesa.

Póker

La jugada que da nombre a este juego se consigue con cuatro cartas del mismo valor. Hay que recalcar que es una jugada que se ve poco en las partidas, debido a que no es nada fácil el que salgan cuatro cartas del mismo valor al haber carta quemadas y cartas que se quedan en el mazo. En el caso de que lo tengas te recomendamos que no dudes en apostar porque el 99% de las veces ganarás la mano. Ya sea con tres cartas sobre la mesa o con 2, que esta mano tiene un valor muy importante a la hora de poder ganar dinero.

Escalera de Color

Hemos llegado a la jugada más potente del Póker. Se consigue con cinco carta consecutivas del mismo color. Al ser la más potente es obvio que es poco común. El tener escalera de color te hace sentirte invencible, ya que no hay ninguna mano que la supere salvo una escalera de color más alta. Dependiendo del valor de tu escalera, podrás apostar más o menos, pero te aseguramos que rara vez saldrás perdedor.

Ir a la barra de herramientas