Claves para hacer un farol en Texas Hold'em

Una de las primeras cosas que debes tener en claro antes de pensar en hacer un farol en Texas Hold'em es que no necesitas usar esta estrategia para una mano en póker, especialmente si eres nuevo en el juego. En esas instancias, es mucho mejor jugar bien tus buenas manos que intentar hacer que tus oponentes se retiren cuando no tienes idea de si van a igualar o no. Así y todo, en jugadores experimentados el farol es una herramienta muy útil y a veces muy rentable, pero al ser una técnica tan fina y que arriesga tanto dinero es bueno sentirse cómodo al manejarla antes de poder ejecutarla asiduamente.

La clave para farolear en póker es la credibilidad. Dicho de otro modo, la mano que estás tratando de representar cuando faroleas tiene que tener algún sentido para tus oponecntes. Si faroleas sin ningún motivo claro que represente una mano creíble, entonces te estás arriesgando a que tus oponentes paguen incluso con un rango de manos débiles. Tus oponentes te etiquetarán con un rango posible de manos desde el principio de la mano, y si la mano que representas no está en ese rango, entonces es poco probable ellos te crean.

Las mejores páginas de poker para jugar online

CasinoCalificaciónBonosAceptadoJugar ahora
Bet365 Poker
5/5
Hasta 100€ en bonus de nuevo jugador.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
888poker
5/5
Hasta 20€ sin depósito +150€ gratis.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
Betfair Poker
5/5
Hasta 200€ para jugar gratis.
Consíguelo aquí
VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!

Ten en cuenta también que las cartas que vienen en el turn y river pueden cambiar la credibilidad de un farol en Texas Hold'em. Por ejemplo, si estaba representando una mano que contiene una carta que luego aparece en la mesa es fundamental que reaccione a esta nueva información disponible para sus oponentes discontinuando su bluff.

Una de las preguntas que surgen más a menudo es “¿Cuándo debería farolear?” y la respuesta es clara, y quizás puedas deducirla por lo mencionado más arriba. Debes farolear cuando consideres que tu oponente va a retirarse. Saber cuándo se retirará tu oponente solo puede venir a través de la práctica, y cuanto más practiques, mejor serás. Además, esto puedes adquirirlo mirando videos en YouTube o viendo profesionales por Twitch, esa experiencia te ayudará a comprender este juego de casino y saber dónde pueden emplearse los faroles con éxito y donde son más riesgosos.

Otra de las cosas que debes saber es que para implementarlos no hay reglas estrictas debido a la dinámica misma del juego, cada mano en póker es diferente de la siguiente. Pero los patrones que si podrás comenzar a identificar son situaciones en las que un farol en Texas Hold'em es probable que tenga éxito en función de la información que obtienes de tus rivales, y de cómo reaccionan a ciertas apuestas en determinadas instancias del juego.

Algunas situaciones en las que se abren más posibilidades para que un farol en Texas Hold'em sea exitoso surgen, por ejemplo, cuando se está en la última posición, allí suelen nacer los más exitosos que en cualquier otro lugar de la mesa. Si eres el último en actuar, y tus oponentes han pasado, es un signo de debilidad. Esta es una oportunidad perfecta para apostar y ganar el bote.

Otra oportunidad para tirar un farol cuando juegas al póker en el casino aparece si subes antes del flop. Si subes antes del flop pero luego te encuentras con un flop malo, aún puedes ganar el bote. Lo ideal en esos momentos es realizar una apuesta de continuación, es poco probable que su oponente pague a menos que posea una mano realmente fuerte.

Otro de los contextos ideales para intentar un farol en Texas Hold'em es cuando tu oponente tiene una stack de fichas corto, en este caso es poco probable que haga una subida a menos que tenga una mano realmente buena. Eso sí, debes tener en cuenta que es raro que, si tienen intenciones de pagar, solo paguen y ya. Lo más probable es que si tienen una mano razonable doblen apuestas o incluso vayan all-in. Una vez más, aquí es donde la práctica hace la perfección, y sabrás cuándo es más probable que tu oponente se retire según el tamaño de su stack.

Por último, otro de los escenarios para realizar un farol en póker es cuando estas construyendo o dibujando una mano. Es decir, si todavía no tienes la mano hecha, pero hay proyectos a una escalera o un color, es un buen momento para intentar un semi-farol. El objetivo principal es llevarte el bote luego de la apuesta, pero lo bueno es que, si te pagan, aún tienes la oportunidad de ganar la mano si completas alguno de los proyectos. Eso sí, si te hacen una re-subida deberás analizar muy bien las probabilidades correctas de la apuesta y tu proyecto, y evaluar si pagar o retirarte.

Ir a la barra de herramientas