Tres teoremas de Poker que te harán mejor jugador

Mucho se ha escrito de Póker Texas Hold’em y mucho más se seguirá escribiendo, porque este juego además de ser apasionante es dinámico en varios aspectos, y necesitamos estar actualizados para seguir siendo competitivos en cada una de las partidas que disputamos. En esta nota de casino, el equipo de Apuestas Deportivas ha seleccionado, de entre una interminable lista de teoremas, los tres más relevantes.

Antes que nada, vale aclarar que estos teoremas de Póker están lejos de ser un manual de acción. Por lo tanto, no esperes leer en esta nota una guía específica de acciones para llevarte el dinero de la mesa. En este juego de cartas influyen miles de factores, sin embargo, estos teoremas si sirven como referencia en algunos contextos y aplicarlos tiene una alta eficiencia.

Dicho esto, los teoremas de póquer son nociones a tener en cuenta que te ayudarán en determinadas situaciones de la partida. A grandes rasgos, podríamos decir que son un manual de recomendaciones: si estás en una situación  “así”, entonces haz “esto”. Los tres teoremas que hemos seleccionado ofrecen un doble beneficio. En primer lugar, están enfocados en mejorar tu juego. Por otro, ayudan a evitar o reducir las posibilidades de cometer errores que terminan costando caro.

Top salas de poker online

CasinoCalificaciónBonosAceptadoJugar ahora
Bet365 Poker
5/5
Hasta 100€ en bonus de nuevo jugador.
Saber más aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
888poker
5/5
Hasta 20€ sin depósito +150€ gratis.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
Bodog Poker
5/5
Hasta $1,000 USD para jugar gratis
Consíguelo aquí
VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!

Si bien muchos teoremas pueden resultar realmente útiles en determinadas situaciones, es importante no depender únicamente de ellos. Los grandes jugadores de póquer se diferencian del resto por utilizar su conocimiento profundo del juego para tomar las decisiones más rentables, en algunos casos contradiciendo de estos teoremas. Debajo te dejamos los teoremas de póker que más nos funcionaron.

El teorema fundamental de póker por David Sklansky

Una de las teorías más populares del mundo del póker fue escrita y publicada por el jugador profesional David Sklansky en su libro Theory of Poker o Ganar al Poker (en su versión en español). El afamado jugador, que hoy tiene 72 años y llegó a ganar alrededor de USD 1.350.000, logra resumir en una cita la esencia de este deporte:

Cada vez que juegas una mano de manera diferente a como la hubieras jugado si pudieras ver todas las cartas de tus oponentes, ellos ganan; y cada vez que juegas tu mano de la misma manera que lo habrías jugado si pudieras ver todas sus cartas, pierden.

Por el contrario, cada vez que los oponentes juegan sus manos de manera diferente a como lo harían si pudieran ver todas sus cartas, usted gana; y cada vez que juegan sus manos de la misma manera que lo hubieran hecho si pudieran ver todas tus cartas, pierdes.

En esta frase, que podría parecer un trabalenguas, se esconde la piedra angular del buen jugador de póker.

PokerPongamos que en la próxima partida que juegas, todas las cartas de los oponentes están a la vista en cada momento, pudiendo entonces decidir cuál es la mejor decisión. Siempre sabrás si apostar, pasar, subir, igualar o retirarse. Al poder verlo todo entonces tus acciones se reducirán a lo siguiente: si ve que tiene la mejor mano de la mesa, entonces apostará, a menos que sea más rentable hacer un bluff. Por otro lado, si ves que tienes la peor mano, entonces deberás retirarse, a menos que tengas un buen proyecto.

Si se concretase este estilo de juego, entonces estaría jugando el póker más rentable de todos, siguiendo al pie de la letra este teorema. Aunque, en este juego de casino jamás podrás estar totalmente seguro de las cartas que tiene tu oponente. Esto hace que sea imposible llegar a jugar ese póker ideal que plantea el teorema. Así que la idea clave es intentar jugar al póquer de la forma más perfecta posible, incluso sin poder ver las cartas de otros jugadores.

En resumen, el consejo que viene a darnos David Sklansky es que para ser un gran jugador de póquer debe jugar intentando acercarse al nivel ideal, como lo haría si pudieras ver todas las cartas de tus oponentes. Esto lo lograrás siendo una esponja que absorbe toda la información disponible en la partida. Cuanto más te entrenes haciendo lecturas de tus oponentes y analizando sus patrones de apuestas, más cerca estarás de conocer sus cartas. Por ende, estarás más cerca de alcanzar ese nivel ideal que convertirá tu juego en el más rentable posible.

Si bien es algo difícil de alcanzar, la idea más importante es mantener presente en todo momento dicho teorema y hacer todo lo posible por seguirlo. No siempre podrás llenar los huecos que surgen a la hora de hacer las lecturas, pero eso está bien, porque tampoco lo harán tus oponentes. Si entrenas estas habilidades, puedes desarrollar una mayor comprensión de la forma en que juegan tus rivales y acercarte más que ellos al nivel óptimo que propone este teorema fundamental del póker. Logrando esto saldrás ganando al final del día.

El teorema de Zeebo por Greg Lavery

Esta segunda teoría fue expuesta en 2006, en el blog personal de Greg "Zeebo" Lavery, un jugador profesional de póker que logró transformar muy rápidamente un depósito de USD 50 en USD 100.000. La máxima que Greg siempre aplicaba en sus partidas era la siguiente:

Ningún jugador es capaz de retirarse con un full-house en cualquier ronda de apuestas, independientemente del tamaño de la apuesta. 

Este teorema funciona muy bien porque expone tres verdades básicas del póker: los full-house son manos muy fuertes, los full-house ocurren con muy poca frecuencia (menos del 3% de las manos), muy pocos jugadores deciden retirarse si poseen un full-house. Esto lo podemos constatar con nuestra experiencia personal.

Si recuerdas las situaciones en que has formado esta mano, rápidamente recordarás cómo actuaste y de seguro decidiste ir hasta la última instancia. Incluso, si tu full-house es débil, muy probablemente terminemos pagando la apuesta rival considerando las posibilidades de que esté mintiendo.

Las conclusiones que nos deja el teorema de Zeebo son las siguientes: Nunca intentes engañar a alguien que crees que tiene un full-house o apuesta, de forma que se acumule la mayor cantidad de dinero posible en el bote, si crees que tu oponente tiene un full-house pero tú tienes una mano mejor. Recordando estas dos simples reglas, la próxima vez que juegues ante o con un full-house el resultado de tu mano sin dudas será más rentable.

Eso sí, como suele ocurrir a veces, toda regla tiene sus excepciones. El ejemplo es la mano que disputaron Johnny Chan y Phil Laak, en la que este último decidió retirarse de manera muy inteligente a pesar de tener un full-house.

El teorema de Baluga por Andrew Seidman

Postulado también en 2006, en este caso por Andrew "BalugaWhale" Seidman, un jugador profesional y entrenador de póker que solía escribir sus opiniones en distintos foros. En uno de ellos colgó este teorema que tiene como lema principal:

Debes reevaluar enérgicamente la fuerza de tu mano si solo tienes un par y tu rival aumenta en el Turn. 

La eficacia de este expuesto se basa en que nos invita a realizarnos una pregunta clave a esa altura de la mano: ¿Nuestro oponente subiría en el Turn si tiene menos que un par alto?. En la gran mayoría de los casos la respuesta es No. Realizar una subida en el Turn es una muestra significativa de fuerza por parte de nuestro oponente. Así es que aunque muchas veces nos tardemos en tomar la decisión correcta, lo mejor es retirarnos si no tenemos más de un par.

Recibir una apuesta en el Turn solamente con un par es de lo peor que nos puede pasar, ya que siempre nos encontrará en una posición incómoda. Podemos intuir que nuestro rival está siendo más agresivo de lo que debería, pero incluso así no se justifica pagar, ya que luego vendrá el River y allí es casi seguro que el rival redoblará apuestas. Por lo que la decisión más barata, si solo tenemos un par, es retirarnos (a menos que conozcamos en profundidad a nuestro rival y su patrón de apuestas).

Conclusión

Los tres teoremas de Póker que te hemos contado te serán muy útiles en situaciones puntuales del juego. El primero es una regla general que nos recuerda cuán atentos debemos estar a toda la información disponible. Recuerda que cuanto más sabes, mejores decisiones tomarás. El segundo teorema es una estrategia muy válida a la hora de jugar con full-house o enfrentarnos a ellos. El último es una pregunta clave, una alarma que se nos debe encender cada vez que alguien nos apuesta en el Turn.

Ir a la barra de herramientas