Stop & Go: Estrategia de para torneos de Póker

La jugada Stop & Go en póker es una maniobra de torneo que tiene lugar durante las rondas de apuestas pre-flop y flop. Típicamente debe utilizarse cuando se tiene pocas fichas en un torneo y llega una mano con la se está dispuesto a ir all-in buscando duplicar el stack.

En resumen, esta jugada tiene como objetivo aumentar nuestras probabilidades de ganar, igualando la apuesta de un oponente antes del flop en lugar de ir all-in, pero teniendo la clara intención de hacer all-in en el flop buscando que nuestro rival haga fold (no pague).

En esta nota de Apuestas Deportivas casino repasamos esta estrategia que ofrece más de un 50% de probabilidades de victoria si se implementa bien. Primero es necesario adentrarse en el contexto del juego para comprenderla mejor.

Top páginas Stop & Go para torneos de Póker

CasinoCalificaciónBonosAceptadoJugar ahora
Bet365 Poker
5/5
Hasta 100€ en bonus de nuevo jugador.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
888poker
5/5
Hasta 20€ sin depósito +150€ gratis.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
Betfair Poker
5/5
Hasta 200€ para jugar gratis.
Consíguelo aquí
VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!

La jugada en profundidad

La jugada Stop & Go implica que, en lugar de ir all-in cuando te enfrentas a una subida preflop de tu oponente, solamente pagues, con la intención de hacer all-in en el flop. Al jugar de este modo aumentamos las opciones de que el oponente se retire cuando se va all-in en el flop. Esto se debe a que ahora el oponente tendrá que igualar tu apuesta para ver solo las dos cartas restantes, en lugar de las cinco que vería si hubiéramos jugado all-in preflop.

Esto genera que sus probabilidades (odds) sean peores que antes, por lo que se reducen drásticamente las probabilidades de que tu oponente pague. De hecho, casi el 60% de las veces no lo hará y ganaremos la mano sin tener que correr riesgos ni mostrar las cartas.

Poker onlineEl contexto en el que se suele aplicar esta estrategia es cuando estamos en medio de un torneo y rondamos alrededor de 2000 fichas con ciegas 150/300. Supongamos que nos sale As-Q de distinto palo estando en ciega grande, luego de una fuerte apuesta de 1000 por parte de un oponente todos los otros jugadores se retiran.

Ahora, mano a mano, podríamos hacer all-in felizmente, pero nuestro oponente sin dudas pagaría la re-subida de 1000 en ese contexto. Algo que nos enfrentaría a una mano en la que las probabilidades, a priori, son de 50-50. La forma de mejorar esas posibilidades de victoria es haciendo Stop & Go.

Una vez igualada su apuesta vamos al flop suponiendo que el rival tiene pareja de 10. El flop muestra Kt 7d 4p y entonces vamos all-in. Nuestro oponente se enfrenta ahora a una decisión mucho más difícil, ya que ahora tiene que pagar 1000 en un bote de 2000 con pareja media.

Matemáticamente nuestro oponente tiene aproximadamente 2:1 de probabilidades de igualar,  además va a empezar a pesar en su cabeza la idea de que hayamos conseguido un par de K o tengamos un par en mano más alto que el suyo.

Por lo tanto, si decide retirarse vamos a estar llevándonos un bote de tamaño decente con una peor mano, mientras que si hubiéramos apostado all-in antes del flop estaríamos más fuera que dentro del torneo. Al poner a nuestro oponente en esta difícil decisión en el flop, estamos aumentando nuestro fold equity y mejorando así nuestras posibilidades de ganar la mano.

Cuando implementarla

A continuación, vamos a mostrarte las tres ocasiones en las que resulta más conveniente utilizar la estrategia en este juego de casino.

Cuando estas con pocas fichas y te llega una mano para ir all-in

El contexto para implementar esta estrategia es cuando estamos en un torneo, cortos de fichas, nos llegan dos cartas para ir all-in y alguien apuesta.  Si tu stack de fichas es tan pequeño que al ir all-in no logras hacer una re-subida que realmente ponga a pensar a tu oponente, entonces es probable que él tenga las probabilidades (odds) a favor de igualar tu apuesta y ver las cinco cartas comunitarias. Es en este tipo de situaciones donde es razonable utilizar la estrategia Stop & Go porque estaremos aumentando nuestras probabilidades de ganar.

Cuando estás mano a mano

En este sentido, cabe señalar que el Stop and Go solo debe usarse cuando se está jugando contra un solo oponente. No es útil practicarla contra más jugadores, ya que, si hay más de un jugador en el bote aumentarán las posibilidades de que uno de ellos logre una buena mano después de que salga el flop. En cualquier otra situación que no sea cara a cara donde se tenga pocas fichas y una mano con la que esté preparado para ir all-in, lo mejor es hacerlo antes del flop en lugar de jugar Stop & Go.

Cuando eres el primero en actuar

Lo ideal es ser los primeros en actuar, ya que estaremos en control de la jugada apostando primero y yendo all-in en el flop. Esta sumatoria pondrá a nuestro oponente en una decisión difícil. Sin embargo, si actuamos después de nuestros oponentes, siempre debemos estar preparados para igualar o aumentar cualquier apuesta que hagan, independientemente de lo que tengamos. Ya que difícilmente sea rentable retirarse teniendo en cuenta que invertimos gran parte de nuestro dinero en el bote.

Ir a la barra de herramientas