Póker, ¿cómo reponerte a una mala racha?

Quizás, el mismo motivo que hace al póker uno de los juegos de casino con más seguidores, es el mismo que frustra a muchos. Es que hay muy pocas cosas en el póquer que puedan sacarte tanto de tu eje y de tu estilo de juego como una mala racha o bad beat.

A todos, más de una vez, nos tocó estar llenos de éxtasis en el flop, sabiendo que tenemos la mejor mano posible, ir all in y terminar siendo derrotado por una mano mucho más débil, pero que fue ayudada por el azar, como puede ser color a 1 sola carta o una escalera baja. Estos momentos son suficientemente indignantes como para que cualquier fanático llegue a odiar el póker, al menos por unos minutos.

Fichas pokerSin embargo, lo primero que hay que entender es que a todos los jugadores les ha pasado, les pasa y les seguirá pasando. Esas son las cosas bonitas que tiene el azar, y hay veces que nos toca estar del otro lado. En Apuestas-Deportivas casino estamos seguros de que este es un tema a considerar, ya que nos afecta a todos por igual y tiene grandes consecuencias para quienes no saben administrar su enojo de forma adecuada. La clave está poder lidiar con la frustración antes de jugar tu próxima mano, y no arrastrar esa emoción al resto de tu sesión.

Poder gestionar adecuadamente tus emociones te hará un jugador mucho más completo, pudiendo superar mucho más rápido las malas rachas. Para eso realizamos esta nota donde encontraras algunos puntos importantes a tener en cuenta.

Cuando consideramos lo importante que puede ser salirte de ese enojo momentáneo es para no caer en los errores habituales. Es común que luego de padecer un golpe de ese tipo, un jugador persiga el dinero que perdió injustamente durante el resto de la sesión. Así comenzarán a salirse de su estilo de juego, aumentando su agresividad y tomando mayores riesgos. No es raro que intenten hacer grandes faroles o buscar dibujar un color o una escalera con cartas mediocres. En esos momentos de ceguera tienden a adoptar la mentalidad de "Si ellos pueden ganar con cartas malas, yo también puedo".

Estamos seguros de que mientras lees esto puedes recordar un momento en el que estuviste exactamente en la misma posición, haciendo todo lo posible para recuperar el dinero que te había robado tu contrincante de pura suerte. Pero la pregunta es ¿alguna vez lograste recuperarlo? La mayoría de las veces que se ingresa en este estilo de juego, se termina perdiendo más dinero que antes. Esta es probablemente una de las principales razones por las que aún no puedes ganar dinero regularmente jugando al póker online y por la que hemos decidido elaborar este artículo.

¿Cómo superar la mala racha?

Repasando lo que se dijo hasta aquí la solución parece obvia. Solamente debes detener tu tilt, tu inclinación a salirte de tu juego habitual siendo más agresivo (o reduciendo tu agresividad). Pero claro, si fuera tan fácil ni siquiera estarías leyendo esto y nosotros no hubiéramos escrito esta nota.

El problema de los golpes de mala suerte es que pueden llegar a nublar tu mente, liquidando toda tu racionalidad y eso hará que te expongas a jugadas de mayor riesgo que pueden hacerte perder nuevamente aumentando tu enojo y generando un círculo vicioso que terminará drenando todo tu dinero. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para cortar de seco estos momentos de furia.

Piensa en las probabilidades que tenía tu mano

Analiza el dinero que esperabas ganar (expected value) en la mano en particular con la que perdió. Esto se puede hacer fácilmente utilizando una calculadora de probabilidades. Dichas herramientas están disponibles de forma gratuita, como es el caso de la calculadora de 888poker. En ella, deberás colocar tu mano y la mano contra la que perdió y así sabrás las probabilidades de victoria de cada mano. Pongamos que tenías A-A en suit y su rival J-10 de diferente color, las probabilidades antes del flop son aproximadamente el 70% en su favor.

Esto significa que de 100 veces que juegues esta mano, esperas ganar 70 y espera perder 30. Sin duda alguna es una mano rentable, y si lo piensas, a la larga siempre te será rentable repetir la acción que realizó, ya que tiene muchas más probabilidades de vencer y llevarse el dinero del bote. En esta ocasión, el azar hizo que la mano se decantara por ese 30% que favorece a tu rival, algo que no debería desanimarte.

Tómate un descanso

La mejor forma de ahorrar el dinero que tanto le costó ganar es tomarse un descanso. Ya sea por unos minutos saliéndote de algunas rondas, o por unos días, este es el modo más efectivo de preservar su bankroll, alejándose del tilt y de las consecuencias que puede generar.

Salirse del juego no significa que estés perdiendo la oportunidad de recuperar su dinero; de hecho, probablemente sea lo contrario. Esto te ayudará a que todas las emociones negativas se disipen y puedas regresar cuando esté en un estado de ánimo racional. Está claro que cuando decida hacerlo, sea por el tiempo que sea, siempre habrá un juego de póquer esperándolo. Cuando ingreses a jugar nuevamente tendrá la certeza de que está apostando su dinero dando el máximo de sus habilidades en cada mano.

Conclusión

Debemos finalizar señalando que los golpes de mala suerte son una parte integral del póker, por lo que si quieres convertirte en un ganador a largo plazo, tendrás que acostumbrarte a ellos. Si no existieran los bad beats, la mayoría de nosotros nunca tendríamos una sesión perdedora.

Pero en el lado positivo, las malas rachas son los que hacen que los malos jugadores y los temperamentales nos den todo su dinero. Estos fenómenos los engañan haciéndoles pensar que hicieron la jugada correcta o que el póker siempre se trata de suerte, y es por eso que deberíamos estar agradecidos.

Skip to toolbar