La ruleta y sus variantes

El casino ofrece distintas alternativas a la hora de disponer de un rato de entretenimiento. Entre los juegos disponibles en estas páginas, que apuestan al azar y a la diversión, hay uno que fue ganando en relevancia por su popularidad entre los aficionados: la ruleta.

Este juego de casino, diseñado por el matemático francés Blaise Pascal, se conoce desde la Edad Media y nunca perdió su vigencia. Además, la ruleta tiene la particularidad que posee un extremado equilibrio en la posición en la que está colocado cada número.

Posteriormente, los hermanos Blanc modificaron el paño con el fin de añadir el número 0 (cero), que disminuye las probabilidades de acertar de 1/37 y ganar 36 veces lo apostado, lo que le da un margen de ganancia a la banca.

El juego tiene un desarrollo muy sencillo y, aunque ya lo hemos explicado en otras ocasiones, nunca viene mal recordarlo. En primer lugar, el crupier da la señal a los jugadores para que hagan sus apuestas y pone a girar la bola, hasta que, instantes previos a que se para sobre la rueda, detiene las apuestas. Luego, la bola cae en un número y se determinan los beneficios para cada uno de los apostadores.

Ruleta online
Foto: Betsson

De este modo, un jugador se puede llevar hasta 35 veces lo apostado si acierta el número exacto que va a salir. No obstante, esta no es la única forma de ganar, ya que existen otros tipos de apuestas en la ruleta que deberías conocer.

En este sentido, se puede acertar un semipleno (compartir la apuesta en dos números seguidos), y tener la posibilidad de cobrar 17 a 1. En tanto, si esto lo hace de manera transversal (tres números), ganará 11 veces lo apostado.

Además, También puede repetir la temática pero en cuadro y en seisena. Así como aumentarán las posibilidades, también disminuirán paulatinamente las ganancias. Para finalizar, un jugador podrá intentar dilucidar si el número que va a salir es par o impar, mayor o menor, negro o rojo, todas estas apuestas con una recompensa 1/1 por cada apuesta.

En cualquier caso, más allá de los tipos de apuestas, debemos señalar que existen tres variantes de ruletas principales (tanto físicas como online) a las que jugar. A continuación, vamos a hablar de ellas de forma general, para que puedas así diferenciarlas.

Tipos de ruleta

Tal y como hemos señalado anteriormente, lo primero que hay que saber es que no todas las ruletas son iguales. Las ruletas más populares y comunes son la americana, la europea y la francesa. Tal y como indica su nombre, lo más habitual es encontrar un modelo u otro dependiendo de la localización geográfica donde fue creada, aunque en los casinos en línea normalmente es posible jugar con dos o las tres opciones de ruleta.

La Ruleta Europea

La ruleta europea es la más habitual. Contiene 37 casilleros con distintos números escalonados que van del 0 al 36. La casilla del cero aparece en color verde, mientras que las demás se reparten de manera equitativa entre negras y rojas. En cuanto a ganancias, es la que mayores probabilidades otorga a los jugadores.

La Ruleta Francesa

La ruleta francesa es muy similar a la ruleta europea, ya que comparte estructura y diseño. Además, al tener un solo cero, la casa tiene una ventaja del 2,7 % a diferencia de otros modismos que son mucho más complicados para el jugador.

La diferencia es que el paño está impreso con palabras en francés y que tiene una distinta ubicación de las apuestas a elegir, dado que en la europea está todo agrupado en el sector izquierdo y, en el paño francés, está equilibrado en ambos lados.

La Ruleta Americana

A diferencia de las otras dos, la ruleta americana contiene 38 casillas, numeradas del 1 al 36 en rojo y negro, más el cero (0) y el doble cero (00) en verde. Esto implica que el casino aumenta su ventaja de ganar sobre  jugador y hasta el 5,26 %, casi el doble que en las otras dos modalidades. Por tanto, es la que menos probabilidades de ganar otorga a los apostadores.

LeoVegas casino

Regístrate ahora con LeoVegas casino

Visita LeoVegas casino y descubre todos sus juegos.

Visita la página
Ir a la barra de herramientas