Estrategias para ganar a la ruleta (IV): Fibonacci

A buen seguro que el nombre de Fibonacci te resulta familiar. ¿Quizá de algún libro o de alguna película? Leonardo de Pisa, llamado Fibonacci, nació en el siglo XII (en 1175) e ideó una secuencia de números que cambió las matemáticas y el mundo para siempre:

1 - 1 - 2 - 3 - 5 - 8 - 13 - 21 - 34 - 55 - 89 - 144 - 233 - 377 - 610

En esta peculiar secuencia, los dos números precedentes, sumados, te llevan al siguiente número de la lista. Es decir 3+5=8 y 5+8=13. Así podríamos continuar hasta el infinito.

RuletaAdemás, si divides cualquier número por el anterior obtenemos la cifra de 1,618. Es la “proporción de las proporciones” y fue usada en la construcción de las pirámides de Egipto o México, ya que cuentan con esa proporción geométrica.

Dicha serie de números ha sido usada en la arquitectura, las matemáticas, la Bolsa y también, cómo no, en la ruleta. Es una opción bastante conservadora de jugar, pero también ofrece ganancias potenciales al jugador que la pone en práctica.

Como en la mayoría de estrategias, la Fibonacci se basa en las probabilidades del 50% (sin tener en cuenta el 0) que nos ofrecen las opciones de rojo/negro; par/impar o los bloques de números 1-18/ 19-36.

Poniendo en práctica la estrategia Fibonacci en la ruleta online

Si comenzamos apostando 1 ficha, aumentaremos nuestra apuesta cuando perdamos y la disminuiremos cuando ganemos. De esta forma, si comenzamos jugando en la posición 2 de la serie superior, apostaremos una ficha. Perdemos. Nuestra siguiente apuesta son 2 fichas. Perdemos. Unido los otros dos números (1+2) y apostamos 3 fichas. Seguimos perdiendo. Ahora apostamos 5 fichas (2+3) y así consecutivamente…

Si, en algún punto de la lista ganamos, retrocederemos dos puestos en la secuencia. Por tanto, si con una apuesta de 7 fichas ganamos, nuestra siguiente apuesta será de 3 fichas.

La estrategia Fibonacci probablemente sea la más conservadora de todas las formas de jugar a la ruleta. Puede resultar muy similar a la estrategia Martingala, sin embargo, ésta resulta aún más agresiva.

Por ejemplo, si seguimos jugando hasta el punto de tener que poner 21 fichas sobre la mesa con la estrategia Fibonacci, siguiendo el mismo patrón, con la estrategia Martingala hubiéramos apostado 64 fichas.

Como estrategia más conservadora, también las ganancias serán más cortas. Sin embargo, te permitirá quedarte mucho más tiempo sobre la mesa y divertirte más, con lo que resultaría perfecto para un jugador casual de ruleta online.

Ir a la barra de herramientas