Estrategias para ganar a la ruleta (II): Sistema Andrucci

Sabemos que la ruleta es un juego de probabilidad y de azar. Sin embargo, siguiendo una cierta estrategia podemos hacer que nuestras probabilidades de ganar crezcan, con lo que podremos mantenernos más tiempo sobre la mesa y ganar aún más dinero. En este artículo te descubrimos el sistema Andrucci, una estrategia para ganar a la ruleta. De las cuatro estrategias principales que existen para ganar a la ruleta, hoy os queremos presentar el sistema Andrucci, que está basado en la Teoría del Caos.

¿Qué tiene que ver una teoría matemática con el juego de la ruleta? Al tener en cuenta la probabilidad, al final podemos aplicar estas teorías a juegos más o menos simples como la ruleta. En este caso la teoría nos dice que aunque todos los números tienen las mismas posibilidades de salir, la realidad nos dice que unos salen más que otros.

Ruleta Los números que más salen, también llamados ‘calientes’, son inexplicables desde un punto de vista matemático. A no ser que la ruleta esté trucada, cosa en la que confiamos que no sea así, cualquier número tiene la misma posibilidad que otro. De esta forma, esta teoría es prácticamente opuesta a la Estrategia de D’Alembert que se basaba en la Teoría del Equilibrio.

En los próximos párrafos vamos a describir cómo poner en práctica el sistema Andrucci, lo que puede resultar muy interesantes para un determinado tipo de jugador. En cualquier caso, incluso si utilizas habitualmente otra estrategia para jugar a la ruleta, te recomendamos que eches un vistazo a las siguientes líneas.

Puesta en práctica del Sistema Andrucci

Obviamente, es imposible estar pendiente de una ruleta durante meses para saber la cantidad de veces que sale cada número. Por ello, antes de sentarnos, nos vamos a fijar en los últimos 15 0 20 giros. Si tenemos más tiempo disponible, entonces lo ideal sería incrementar la muestra. En ese breve lapso de tiempo, veremos que hay números que han salido más veces que otros. Según nuestra teoría, debemos apostar a estos números.

Cuando hayamos identificado el número caliente, debemos apostar dicho número en las próximas 15 o 20 tiradas. De esta forma, si se obtiene una victoria en los siguientes giros, se recuperará la inversión. Si eres afortunado y aciertas un par de veces, deberás cambiar de número y empezar desde cero con tu estrategia de juego.

Si, por el contrario, en varias tiradas la bola se ha quedado cerca de tu número, pero aún no has obtenido el premio, deberías optar por dos posibilidades. En primer lugar, apostar al grupo de números cercano al tuyo. Por otro lado, lo más más sensato sería cambiar de número y empezar de nuevo.

Esta teoría, como se puede observar, es más arriesgada que otras que hemos presentado. Sin embargo, al apostar a números exactos, las ganancias también serán mucho mayores. Recuerda que al jugar a la ruleta, los posibles beneficios son proporcionales al riesgo que asumas. Es decir, a mayor riesgo mayores potenciales premios y viceversa. Depende de ti elegir el grado de riesgo que piensas correr mientras juegas a la ruleta en el casino.

Ir a la barra de herramientas