Diferencias entre el póker tradicional y el póker online

Los grandes aficionados al póker disfrutan de las noches de fin de semana entre amigos jugando alguna timba o acudiendo a algunos de los casinos que hay distribuidos por España para jugar algunas manos de póker. A continuación, te ofrecemos algunas diferencias entre jugar al póker tradicional y al póker online.

Gracias a la llegada de Internet y de algunos casinos online, los amantes de este juego no tienen que esperar sólo a juntarse con los amigos o a tener tiempo para acudir al casino, sino que pueden jugar desde casa, en el tren o en el autobús al póker. Obviamente, hay ciertas diferencias entre jugar al póker online y al tradicional y las dos tienen sus pros y sus contras.

¿Póker tradicional o póker online?

Por ejemplo, en el póker online no podrás usar el lenguaje corporal para ‘leer’ las cartas de tus adversarios. Llevar gafas de sol, cascos o cierto tipo de ropa es un clásico en los casinos de todo el mundo. Si juegas por Internet no tendrás esa ventaja de leer los gestos de tus rivales.

PokerDe esta forma, leer los faroles de tus contrincantes será aún más complicado. Te tendrás que fiar de tu corazonada o del estilo de juego del rival, que irás viendo poco a poco durante la partida.

Asimismo, por Internet se pierde, obviamente ese murmullo y ese ambiente que hay en los casinos o en las salas de póker. Por contra, podrás disfrutar de la tranquilidad del entorno en el que te encuentres y de comer o beber lo que quieras sin que nadie te distraiga. Estaréis tu ordenador o móvil y tú para disfrutar del póker.

El ritmo de la partida también es diferente en una sala de póker tradicional o en Internet. Generalmente, los casinos online son más rápidos repartiendo las cartas y tomando decisiones, con lo que el ritmo puede ser frenético en ocasiones. Si eres nuevo en los casinos virtuales, quizá prefieras jugar manos más lentas en un ambiente más amigable y menos competitivo.

Otra de las ventajas de los casinos online es la posibilidad de jugar a diferentes modalidades de póker. Siendo el Texas Hold’em el más popular, en la mayoría de los casinos virtuales encontraremos otros menos comunes como el Omaha o el Caribbean Stud Poker. Siempre encontrarás gente para jugar a las diferentes variedades de póker.

Además, si juegas al póker online también podrás beneficiarte de los diversos bonos de bienvenida que te ofrecen los operadores. Tendrás dinero extra para tus primeras manos de póker, lo que sin duda facilitará tus posibilidades de empezar con buen pie en cualquiera de los operadores españoles.

Ir a la barra de herramientas