Como jugar según la cantidad de fichas que tienes en póker

Es común que en nuestra sección de casino de Apuestas Deportivas te recomendemos los mejores torneos de póker donde participar. El último artículo que realizamos de este estilo se enfocó a los 250 K de Bodog, una carrera que no deberías perderte si te apasiona este juego.

En esta ocasión, hemos pensado un contenido ideal para aquellos que disfruten tanto de jugar torneos como de sentarse en mesas cash. El punto de esta nota es explicar las implicaciones que tiene la cantidad de fichas a la hora de jugar tus cartas. Si lees hasta el final descubrirás que son varias y muy importantes.

Uno de los primeros factores que salen a la luz es que, en cualquier momento del juego, existe la posibilidad de que tengas que arriesgar todas tus fichas en una mano, dejando en evidencia cuanto incide no solo conocer tu propio tamaño de pila, sino también el tamaño de las pilas de tus oponentes. Esta información tiene influencias que van desde lo psicológico hasta lo matemático, en este artículo abordaremos los puntos más trascendentales de este aspecto.

Top salas de poker online

CasinoCalificaciónBonosAceptadoJugar ahora
Bet365 Poker
5/5
Hasta 100€ en bonus de nuevo jugador.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
888poker
5/5
Hasta 20€ sin depósito +150€ gratis.
Consíguelo aquí

VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!
Betfair Poker
5/5
Hasta 200€ para jugar gratis.
Consíguelo aquí
VISA
MasterCard
PayPal
¡Juega aquí!

Los cuatro tipos de stack

A la hora de calcular el tamaño de las pilas, stacks o fichas, algunos jugadores primerizos caen en el error de interpretar por la cantidad en sí sin relacionarlo con las ciegas, algo que genera un error de percepción. Es necesario entender que el tamaño de tu pila siempre es en relación con las ciegas de ese juego en particular. Por ejemplo, poseer 3000 (€/$) en fichas puede parecer mucho, sin embargo, si las ciegas son de 150 (€/$) / 300 (€/$) esta cantidad pasa a ser un stack pequeño.

Para dar una idea, hay una regla que utilizan todos los jugadores de póker y les sirve para clasificar el tamaño de su pila. Hay 4 tipos distintos de stacks: los pequeños son los que poseen 35 ciegas grandes o menos; los medios entre 36 y 85 ciegas grandes; los grandes que van de 86 ciegas grandes o más; y por último los deep stacks que tendrán 200 ciegas grandes o más.

Considerando esto, la mayoría de las salas de póquer tienen límites sobre cuánto puede aportar cada jugador al ingresar a una mesa. Cuando se trata de Texas Hold'em la norma es que haya un mínimo de 10CG (Ciegas Grandes) y un máximo de 100CG.

Es por esto también que al llegar a las 200 CG ya se considera un deep stack. En estos casos, la forma de llegar a un stack de ese tamaño es habiendo ganado un all-in a un oponente con la misma cantidad de fichas, o bien, ganando poco a poco hasta llegar a ese número.

Ahora que ya sabemos diferenciar entre diferentes stacks de póker, es hora de pasar a ver cuánto y cómo influyen estos en el estilo de juego. Lo primero que podemos notar es el hecho de que, si tienes una pila de fichas pequeña, será más difícil y arriesgado hacer bluffs o jugadas elaboradas, debido al simple hecho de que no tienes suficientes fichas como para ahuyentar a tus oponentes de la mano.

De hecho, nuestra recomendación es que si te encuentras con pocas fichas foldees manos débiles y solamente juegues cartas que tengan las mejores posibilidades de ganar en una situación all-in desde el principio de la mano (pares altos o cartas altas en suit).

Por el contrario, si posees una gran cantidad de fichas entonces te será más fácil realizar jugadas elaboradas en las que tu stack te posibilitará manipular a tus oponentes para que dejen la mano y piensen que tú tienes una mejor mano que ellos. Además, con un stack holgado juegas más relajado y con mayor confianza, algo que se nota al apostar.

Probabilidades implícitas

El tamaño del stack también influye en un concepto algo complejo de comprender por su nombre poco intuitivo: las probabilidades implícitas. Se trata de la cantidad de dinero que esperas ganarle a una mano si es que logras completarla. Esto es así, ya que, si tanto tú como tu oponente tenéis una pila de fichas grande, entonces podrás sacarle mucho dinero al completar tu proyecto a color o escalera.

PokerPor ejemplo, si sabes que tu oponente apuesta 4CG con KK y que estará dispuesto a ir all-in en el flop, será entonces una decisión rentable igualar con una mano como 10 y 9 en suit debido a la cantidad que puedes esperar ganar si logras una escalera o un color.

Esta es la misma razón por la cual es rentable realizar small-bets con pequeños pares esperando dar con un trío, a pesar de que la probabilidad de lograrlo sea muy baja la probabilidade implícita de estas manos son altas, ya que de lograrlo se gana mucho dinero.

Por eso, si te toca jugar contra un stack grande o deep también puedes sacar buenas ganancias jugando par de cartas correlativas y del mismo palo. Mientras que si te enfrentas a un stack pequeño deberías jugar solo manos fuertes, ya que las probabilidades implícitas en este caso no te favorecen.

Psicología

Los aspectos psicológicos también están involucrados con los tamaños de stack en el póker. Si tienes una gran catidad de fichas y te enfrentas a un oponente con una pila igualmente grande, entonces existe la posibilidad de que pierdas todas tus fichas en esta mano en particular.

Por el contrario, si te enfrentas a un oponente que tiene una pila pequeña, no es posible que pierdas más que la cantidad que tiene tu oponente. Esto significa que los jugadores tendrán una mayor preocupación cuando jueguen contra pilas grandes que cuando juegan contra stacks pequeños.

Demos un ejemplo de esto. Pongamos que hay un aumento del jugador 1 en posición tardía y el jugador 2 con Kd 10t paga desde el botón, el resto de los jugadores se retiran. Ahora hay dos jugadores que van a un flop y ambos tienen pilas de alrededor de 100CG cada uno.

El flop viene 10c 8p 5d, dando al jugador 2 el mejor par. El jugador 1 es el primero en actuar y apuesta el tamaño del bote. Esto pone al jugador 2 en una situación difícil porque, a pesar de que tienen el mejor par de la mesa con una carta alta de respaldo, el jugador 1 muestra mucha fuerza.

Igualmente, el jugador 2 decide pagar, porque una nueva subida comprometería una gran cantidad de fichas en el bote y solo tiene par alto. En el turn sale un 3t, allí el jugador 1 vuelve a apostar el tamaño del bote, entonces el jugador 2 decide retirarse porque no está preparado para comprometer tanto dinero en la mano con el par superior que tiene.

Si analizamos este ejemplo, podemos interpretar que el jugador 1 puede haber tenido una mejor mano o puede haber estado mintiendo totalmente, pero no es lo que vale remarcar en este caso. Lo importante fue que el jugador 1 mostraba mucha fuerza y ​​obligaba al jugador 2 a tomar decisiones difíciles.

El jugador 1 logra llevarse la mano porque nunca dejo su postura de lado en la que demostraba no tener intenciones de dejar de apostar. Por lo tanto, el jugador 2 tomó la decisión más “lógica”, abandonar la mano porque había demasiado riesgo al poner la última suma de dinero comprometiendo su stack.

Sin embargo, si el jugador 1 solo tuviera una pila de 25CG, entonces es más probable que el jugador 2 haya pagado las subidas o incluso que lo haya hecho realizar all-in, ya que hay menos fichas en juego. El punto que se destaca en este ejemplo es que con grandes pilas es más fácil obtener buena ganancia con manos marginales.

Esto se debe a que la posibilidad de tener que apostar grande y poner más dinero en juego influye en la forma en que un oponente jugará su mano. Cuanto más grande sea tu stack, menos probable es que un oponente pelee con una mano marginal como el mejor par. Esto es especialmente ocurrirá si tú continúas apostando fuerte en el turn después de apostar en el flop.

Conclusiones

Es válido decir que una gran cantidad de jugadores de póker no tienen en cuenta el tamaño de la pila al tomar decisiones en la mesa de póker. Nosotros te recomendamos que siempre debes considerar las implicaciones futuras de cualquier mano dependiendo del tamaño de tu stack y del tamaño del stack de tus oponentes. Pregúntate si realmente vale la pena meterse en un pozo con una mano débil frente a un rival con un deep stack.

También debes considerar si vale la pena apostar o pagar en el flop cuando estás bastante seguro de que vas a retirarte si tu oponente vuelve a apostar en el turn. Hay muchos factores involucrados en los tamaños de pila que requieren algo de experiencia. Para comprender completamente las implicaciones de cada situación se necesita práctica ¡así que sal y juega los diferentes tipos de manos en póker utilizando estos consejos!

Ir a la barra de herramientas