Cómo gestionar tu dinero en una máquina tragaperras

La administración del dinero es siempre muy importante a la hora de jugar a un juego de casino.  No puedes hacer nada para cambiar las probabilidades de los juegos. A veces ganarás y otras perderás más a menudo, sin importar cómo de bien administres tu dinero. 

Eso sí,  las técnicas básicas de administración de dinero pueden ayudarte a limitar las pérdidas en los malos momentos y mantenerte en lo más alto cuando la suerte esté de tu parte. Aprender a administrar el dinero es una habilidad importante para cualquier usuario que juegue a una máquina tragaperras u otro juego de casino. 

Las estrategias que os vamos a mostrar no son difíciles de aprender, ya que muchas de ellas se basan en el sentido común, pero pueden marcar la diferencia en la cantidad que tengas en tu bankroll, una diferencia en el tamaño de tu bankroll.

Establece un bankroll antes de comenzar a jugar

Independientemente si estás jugando a una máquina tragaperras en un casino físico u online, piensa bien en las apuestas que harás durante el día en el que vayas a jugar. Si estableces una cantidad y decides que puedes arriesgarte a perder 100€ por día, entonces limita tus ganancias a no más de 100€, y por supuesto no deposites o lleves más de dicha cantidad a un casino.

Una vez que hayas establecido tu bankroll para el día, no lo excedas. Si has apostado los 100€ y lo has perdido todo, es mejor dejar de jugar y volver al día siguiente. Nuestro consejo es no gastes más dinero del establecido en el bankroll diario.

Si ganas y puedes extender tu tiempo de juego, algo muy importante en la gestión de tu dinero es la de "no gastes dinero que no puedes permitirte perder". El propósito es que  tu dinero de juego provenga de un presupuesto de dedicado a ocio, no del dinero necesario para pagar el alquiler, la hipoteca, la compra o cualquier otra necesidad básica.

Separa el dinero para apostar

Esto significa que guardes tu dinero para jugar y dinero para salir a almorzar o ir al cine en compartimientos separados en tu cartera. Decimos esto porque existen muchos casos donde el jugador se equivoca de dinero con el que tenía que apostar.

Independientemente de cómo decidas separar tus fondos, no permitas que se mezclen. Una vez has establecido tu bankroll, el dinero de para salir a cenar o comprar unos zapatos nuevos no es parte de ello. Cuando sea el momento de ir de compras, por ejemplo, querrás que tu dinero para el ir de compras esté ahí.

No juegues con dinero prestado

BlackjackComo ya sabemos, las tarjetas de crédito han incrementado su popularidad en los últimos años y actualmente se puede pedir dinero prestado con ella. La mayoría de los casinos físicos tienen cajeros o mostradores en los que puedes usar tu tarjeta de crédito para conseguir dinero en efectivo por anticipado. Al final, todo el dinero prestado resulta más caro.

Hay una tarifa de transacción que depende de la cantidad que deseas pedir prestada. Si, por ejemplo, la tarifa por un adelanto de 100€ es de 10€, es como agregar un 10% de ventaja para la casa. En el caso que quieras compensar el día deberías de tomar 100€ para jugar a una máquina tragaperras y retirar 110€. Eso no incluye el interés mensual que tu compañía de tarjeta de crédito cobra por los adelantos en efectivo. Dichos intereses pueden superar el 20% y pueden repetirse mes tras mes a menos que pagues la factura en su totalidad.

Establece un máximo de ganancias

Los objetivos en cuanto a las ganancias y los límites de pérdida han sido parte de la estrategia de los jugadores de slots. Si has establecido tu bankroll para el día en 100€, entonces ese es tu límite de pérdida. En el caso de que no tengas tu día y pierdas los 100€ es mejor retirarse y no gastar el dinero de otros fondos.

Al mismo tiempo, también es importante establecer un límite de ganancias. Si decides que establecer un bankroll de 100€, podrías considerar un gran día si pudieras salir con la mitad de dicha cantidad, entonces tu límite de ganar sería de 50€. Al igual que en las pérdidas, también es importante ponerte límites en las ganancias. Un buen día tiene cualquiera, y siempre es clave asumir que ya has ganado suficiente y que es momento de retirarse.

Juega de manera tranquila y sosegada

Cuanto más rápido juegues, más posibilidades tendrás de perder. Resulta clave no tener prisa. Tómate el tiempo para caminar por el casino y explorar lo que tiene para ofrecerte en el caso de jugar online. En los giros ganadores, tómate unos segundos para ver las líneas de pago ganadoras. Tómate tiempo para beber o comer algo y conversa con los camareros y otros jugadores si estás en un casino físico o con tus familiares o amigos si lo haces en un casino en línea. Toma descansos frecuentemente y no dudes en jugar de manera relajada a cualquier máquina tragaperras. Como bien dice el dicho, las prisas nunca son buenas consejeras.

Ir a la barra de herramientas